Intervención con Familias en el Proceso de Atención Residencial PDF Imprimir Correo electrónico

La familia debe de ser entendida como una parte fundamental de la atención a la persona mayor, pues son los testigos vivos de lo que era el anciano antes de irse a vivir a nuestras residencias.

Las relaciones familiares son una de las principales fuentes de apoyo a nuestros mayores. Este apoyo familiar no cesa con la institucionalización, el apoyo afectivo que da la familia no es sustituible. El apoyo emocional y afectivo que da el  centro residencial es a un nivel diferente. El  ingreso en residencia es un punto más del cuidado y la relación familiar ya que cada persona mayor es fruto de una realidad social y familiar concreta. La persona mayor tiene un sentimiento de pertenencia: es y sigue siendo miembro de una familia determinada, por lo que cuando ingresa en el centro residencial ingresa ella, con su historia y su familia.

Así convencidos del papel trascendental e imprescindible que desempeña la familia en la vida de nuestros mayores, nace este bonito proyecto de “Intervención con Familias en el Proceso de  Atención Residencial”, abordando  momentos de gran importancia en el proceso de adaptación al centro como pueden ser el preingreso, ingreso- adaptación y participación-integración e implicación

Este proyecto tiene dos líneas claras de intervención:

  1. Intervención individual con las familias: se va a centrar en la adaptación de las familias a la vida y funcionamiento del centro residencial.    Trabajando las fases de intervención con ellas como son el Preingreso, ingreso-adaptación, participación e integración y terminación.
  2. Intervención grupal con familias: consistente en:
  • Charlas formativas e informativas sobre el conocimiento de la enfermedad de sus familiares, síntomas y evolución; necesidades y posibilidades de sus mayores; capacidades y habilidades posibles de mantener y potenciar; Importancia de su presencia para ellos; conocimiento de en que consiste la asistencia geriátrica… expuesto por los distintos profesionales del centro residencial.
  • Grupos de autoayuda (respiro familiar): para que las familias que se enfrentan a problemáticas similares compartan opiniones, manifiesten experiencias, expresen preocupaciones… moderados por una psicóloga.